Especialista de columna: Dr. Simón Fuentes Caparrós

Cirugía de columna cervical
¿Qué es?

La cirugía de la columna cervical es un procedimiento que se utiliza para corregir la parte de la columna que pertenece al cuello, incluyendo problemas con los huesos (vértebras), los discos y los nervios.

La columna cervical es parte de la columna que pasa a través del área del cuello y consiste en 7 vértebras y 8 pares de nervios raquídeos (llamados C1 a C8). Los dos problemas más comunes que las personas tienen en la columna cervical son la hernia y la estenosis.

La cirugía de la columna cervical generalmente se utiliza cuando el reposo, los medicamentos y la fisioterapia no funcionan, y el dolor y la debilidad empeoran. La cirugía también se puede utilizar si hay evidencia de que la médula espinal misma está siendo comprimida.

Post-operatorio

Más del 90% de los pacientes que se someten a cirugía de una hernia en un solo disco obtienen un alivio completo o casi completo de sus síntomas. Los resultados de cirugías más complejas sobre múltiples discos varían, dependiendo de la técnica utilizada y del caso particular. La estenosis de la columna es más difícil de tratar, pero del 50 al 90% de los pacientes pueden esperar resultados entre buenos y excelentes.

La permanencia en el hospital es de 7 días aproximadamente. Se motiva al paciente para que camine durante el primer o segundo día después de la cirugía con el fin de disminuir el riesgo de coágulos sanguíneos (trombosis venosa profunda). La recuperación completa se demora aproximadamente 5 semanas y se recomienda suspender el trabajo pesado durante varios meses o definitivamente.

Cirugía de columna lumbar
¿Qué es?

La cirugía de la columna lumbar se utiliza para corregir problemas con los huesos de la columna (vértebras), los discos o los nervios de la parte inferior de la espalda (columna lumbar).

La columna está formada por huesos llamados vértebras, separados por cojines suaves (discos). La presión sobre los nervios que se desprenden de la médula espinal puede producir dolor, entumecimiento, hormigueo o debilidad. La cirugía de la columna lumbar se hace mientras el paciente está dormido y libre de dolor bajo el efecto de la anestesia general. Se hace una incisión sobre el área del problema y se extirpa el hueso que circunda y cubre la médula espinal y el tejido que está causando presión sobre el nervio o la médula espinal.

Los pacientes con dolor en el cuello o la espalda en la parte de la columna se tratan generalmente de manera conservadora antes de pensar en la cirugía. Esto incluye reposo en cama, tracción, medicamentos antiinflamatorios, fisioterapia, dispositivos ortopédicos y ejercicio. El mantenimiento de una buena salud, de la fuerza muscular y de una postura corporal junto con reposo y ejercicio adecuados, ayudan a evitar la tensión innecesaria sobre la columna y los músculos. Los síntomas de problemas en la columna lumbar que pueden requerir cirugía en algún momento abarcan:

        - Dolor que se extiende (irradia) desde la espalda hacia los glúteos o parte posterior del muslo.

        - Dolor que interfiere con las actividades diarias.

        - Debilidad de las piernas o los pies.

        - Entumecimiento de las piernas, pies o dedos de los pies.

        - Pérdida del control del intestino o la vejiga.

Si la persona está experimentando entumecimiento en la región inguinal y problemas con el control urinario e intestinal, debe llamar al médico de inmediato o acudir a la sala de urgencias, ya que esto podría ser indicio del síndrome de la cola de caballo que es una situación de emergencia médica.

Post-operatorio

El pronóstico depende de la fuente del problema o la extensión de la lesión, pero a la mayoría de los pacientes les va muy bien después de la cirugía.

La permanencia en el hospital varía de acuerdo con la cirugía realizada en la columna. Algunas personas sólo permanecen de un día para otro, mientras que otras deben quedarse por mucho más tiempo. Se motiva al paciente para que camine durante el primer o segundo día después de la cirugía con el fin de disminuir el riesgo de coágulos sanguíneos (trombosis venosa profunda). La recuperación completa se demora aproximadamente 5 semanas y se recomienda no realizar trabajo pesado hasta varios meses después de la cirugía o definitivamente.

Cirugía de la escoliosis
¿Qué es?

La cirugía de la escoliosis se emplea principalmente para la escoliosis grave (curvas de más de 45 grados) o para curvas que no responden al corsé. La cirugía generalmente tiene dos metas principales: detener el avance de la curva y corregir la deformidad espinal.

La escoliosis puede ocurrir a cualquier edad:

- La escoliosis idiopática adolescente ocurre después de los 10 años. Es el tipo más común.

- La escoliosis infantil ocurre en niños menores de 3 años. Puede ser resultado de vértebras con forma anormal de nacimiento (congénita), diversos síndromes, trastornos neurológicos, o causas desconocidas (idiopática).

- La escoliosis juvenil ocurre en niños que tienen entre 3 y 10 años de edad. No es común.

La escoliosis por lo general no causa dolor, disfunción neurológica ni problemas respiratorios. La preocupación del aspecto cosmético de la espalda a menudo es la inquietud primaria del paciente y de los padres.

Existen varias técnicas para la cirugía de escoliosis. Un tipo de cirugía implica la fusión espinal posterior con instrumentación e injerto óseo.

El objetivo de la cirugía de la columna para la escoliosis consiste en detener la curva para que no empeore. De esta manera se busca restaurar la alineación y apariencia más normal posible a la columna, además de tratar de solucionar cualquier tipo de dolor o problemas de las funciones pulmonares que la escoliosis esté provocando.

Post-operatorio

Después de una cirugía de escoliosis se debe guardar reposo absoluto las siguientes 24 horas y se debe tomar medicación para el dolor de 2 a 4 semanas. Los cortes sanan en una a dos semanas y la fusión debería curar por completo de 6 a 9 meses. En el entretiempo, la curvatura podría incluso empeorar un poco a medida que la fusión se asienta y la columna se reajusta. En torno a los seis meses ya se deberían ver las mejoras. A medida que la fusión tiene lugar, se debe evitar levantar objetos pesados, agacharse, flexionar o torcer el torso. El ejercicio está permitido siempre que la columna se mantenga estable, es decir que quedan excluidos los deportes de movimientos bruscos, violentos o de contacto, por lo menos hasta que la fusión haya curado por completo.

Gracias a los recientes adelantos en tecnología, en ocasiones los pacientes reciben el alta hospitalaria en menos de una semana después de la cirugía y no requieren un corsé post-operatorio. Algunos pacientes pueden regresar al colegio o al trabajo entre 2 y 4 semanas después de la cirugía. Muchos pueden reanudar todas las actividades preoperatorias en un período de 4 a 6 meses.

Tratamiento quirúrgico de las fracturas de columna
¿Qué es?

Una fractura vertebral es una lesión grave. Las fracturas más comunes de la columna vertebral se producen en el torácica (espalda media) y columna vertebral lumbar (espalda baja) o en la conexión de la (unión toracolumbar) dos. Estas fracturas son causadas por los accidentes de alta velocidad, como un accidente automovilístico o una caída desde altura. Los hombres experimentan fracturas de la columna torácica o lumbar cuatro veces más a menudo que las mujeres. Personas mayores también están en riesgo de estas fracturas, debido a los huesos debilitados por la osteoporosis. Debido a la energía requerida para causar estas fracturas espinales, los pacientes a menudo tienen lesiones adicionales que requieren tratamiento. La médula espinal puede resultar lesionada, dependiendo de la gravedad de la fractura vertebral.

La gravedad de la lesión vertebral está dada principalmente porque en su interior, la columna vertebral encierra el tallo medular y éste se puede lesionar, ocasionando graves secuelas que pueden ser irreversibles. Felizmente, éstas son de menor frecuencia comparadas con aquéllas que afectan sólo el aparato osteoligamentoso de la columna vertebral.

Hay que sospechar lesión vertebral cuando el mecanismo del accidente es alguno de los ya mencionados o cuando éste no es claro y espontáneo. Existen también fracturas de columna sin que haya un mecanismo de gran energía en pacientes osteoporóticos, en que basta una pequeña fuerza en flexión para producir un acuñamiento del cuerpo vertebral.

El síntoma principal es el dolor moderado a severo en la espalda que empeora con el movimiento. Cuando también está involucrado en la médula espinal, entumecimiento, se puede producir una disfunción de hormigueo, debilidad o intestino / vejiga.

Post-operatorio

Independientemente de si el paciente es tratado con cirugía, será necesaria la rehabilitación después de que la lesión se cure. Los objetivos de la rehabilitación son reducir el dolor, recuperar la movilidad, y devolver al paciente a lo más cerca posible del estado previo a la lesión como sea posible. Pacientes hospitalizados y terapia física para pacientes ambulatorios pueden ser recomendados para cumplir con estos objetivos. Problemas que pueden complicar estos objetivos incluyen la reducción inadecuada de la fractura, la lesión neurológica (parálisis), y la deformidad progresiva.

Vertebroplastia y cifoplastia
¿Qué es?

La vertebroplastía y la cifoplastía son procedimientos mínimamente invasivos para el tratamiento de fracturas de compresión vertebrales (FCV) dolorosas, fracturas que involucran los cuerpos vertebrales que constituyen la columna vertebral. Cuando un cuerpo vertebral se fractura, la forma rectangular normal del hueso se transforma en una forma comprimida, causando dolor. Estas fracturas de compresión pueden incluir el colapso de una o más vértebras en la columna y son una consequencia común de la osteoporosis. La osteoporosis es una enfermedad que resulta en la pérdida de la densidad, masa y fuerza normales del hueso, conduciendo a una condición en la cual los huesos se van poniendo más porosos y vulnerables a fracturarse. La vértebra también puede debilitarse a causa del cáncer. En la vertebroplastía, los médicos usan la guía por imágenes, para inyectar una mezcla de cemento, dentro del hueso fracturado, a través de una aguja hueca. En la cifoplastía, se inserta primero un balón dentro del hueso fracturado, a través de la aguja hueca, para crear una cavidad o espacio. El cemento se inyecta dentro de la cavidad luego de que el balón es removido.

La mayoría de las personas que sufren una fractura de compresión vertebral mejoran al cabo de 6 a 8 semanas sin tratamiento específico para reparar la fractura. Medidas simples, como un corto período de descanso y el uso limitado de medicamentos para el dolor, a menudo todo lo que se prescribe. En algunos casos, los pacientes son instruidos para usar una abrazadera para restringir el movimiento y permitir que la fractura por compresión vertebral se cure. Si su médico le ha diagnosticado osteoporosis, usted está en un mayor riesgo de fracturas vertebrales por compresión adicionales y otras fracturas, como en la cadera y la muñeca. Su médico tratará tratamientos para la pérdida de densidad ósea durante este tiempo. Si usted tiene dolor severo que no responde a las medidas iniciales de tratamiento, entonces la cirugía puede ser considerada.

La vertebroplastía y la cifoplastía también se realizan en pacientes que:

- Son de edad avanzada o débiles y cuyos huesos no se recuperarán completamente de una fractura.

- Tienen compresión vertebral debida a un tumor maligno.

- Sufren de osteoporosis causada por tratamiento con esteroides de largo plazo o de un desorden metabólico.

La cifoplastía y la vertebroplastía deben completarse dentro de las ocho semanas luego de que ocurra la fractura aguda para que el tratamiento tenga una probabilidad más alta de ser existoso.

Post-operatorio

Después de la operación debe ser capaz de caminar. Sin embargo, es mejor quedarse en cama durante las primeras 24 horas y esperar a usar el baño. Después de 24 horas, poco a poco podrá volver a sus actividades normales. Evite levantar cosas pesadas y las actividades extenuantes durante al menos 6 semanas. Si tiene dolor donde se introdujo la aguja, aplique hielo en el área de la herida. Los pacientes que se someten a este procedimiento normalmente tienen menos dolor y una mejor calidad de vida después de la cirugía. Por lo general, necesitan menos medicamentos para el dolor y se pueden mover mejor que antes.

Recomendaciones y ejercicios
Recomendaciones
Preparación para la cirujía

Su cirujano le puede pedir que deje de tomar ciertos medicamentos o que deje de fumar para prepararse para la cirugía. Dependiendo de su edad y estado de salud general, su cirujano puede pedirle que se haga un chequeo médico general por parte de su médico de familia.

Medicación

Algunos medicamentos pueden interferir o afectar los resultados de la cirugía. Pueden causar sangrado o pueden interferir con los efectos de la anestesia. Estos medicamentos incluyen la aspirina y los fármacos antiinflamatorios no esteroideos. Su cirujano le puede pedir que deje de tomar el medicamento antes de la cirugía.

La donación de sangre

La donación de sangre, por lo general, no es necesaria para la mayoría de la cirugía de espalda baja. Sin embargo, siempre hay una posibilidad de que una cierta pérdida de sangre ocurra durante la cirugía. Su cirujano le explicará las ventajas y desventajas de la donación de su propia sangre en comparación con el uso de la sangre de otra persona. Si usted decide donar su propia sangre, su cirujano le puede recetar un suplemento de hierro para ayudar a preparar su sangre antes de la cirugía.

Planificación anticipada

Usted será capaz de caminar después de la cirugía, pero puede que necesite un poco de ayuda por unos días después de su regreso a casa con actividades como lavarse, vestirse, limpieza, lavandería y tiendas.

Su cirujano probablemente le recomendará que no conduzca un coche por un período de tiempo después de la cirugía. Tendrá que organizar el transporte hacia y desde sus citas en el hospital y a cualquier otro lugar al que usted necesite ir durante este tiempo. Usted debe consultar a su médico antes de realizar viajes en coche.

Rehabilitación

Por lo general, sentirá dolor durante los primeros días después de la cirugía. Se le darán con regularidad medicamentos para el dolor.

La columna vertebral debe mantenerse en la alineación adecuada. Se le enseñará cómo mover correctamente, cambiar de posición, sentarse, pararse y caminar.

Si bien en la cama, se le indicará a su vez con frecuencia el uso de una técnica de "tronco rodante". Esta maniobra permite que todo tu cuerpo se mueva como una unidad, evitando la torsión de la columna vertebral.

Usted puede ser dado de alta del hospital con un corsé ortopédico o yeso. A su familia se le enseñará cómo proporcionar cuidados en el hogar.

Señales de advertencia

Es importante que siga cuidadosamente las instrucciones de su médico en relación a las señales de advertencia de los coágulos de sangre y la infección. Estas complicaciones son más probables que ocurran durante las primeras semanas después de la cirugía.

Señales de advertencia de posibles coágulos de sangre incluyen los siguientes:

        -La hinchazón en la pantorrilla, el tobillo o el pie

        -Sensibilidad o enrojecimiento, que puede extenderse por encima o por debajo de la rodilla

        -Dolor en la pantorrilla

De vez en cuando, un coágulo de sangre viaja a través del torrente sanguíneo y puede instalarse en los pulmones. Si esto ocurre, puede experimentar un dolor repentino en el pecho y dificultad para respirar o tos. Si usted experimenta cualquiera de estos síntomas, debe informárselo a su médico de inmediato. Si no puede comunicarse con su médico, alguien debería llevarte a la sala de emergencias de un hospital.

La infección tras cirugía de la columna se produce muy raramente. Las señales de advertencia de la infección incluyen:

        -Enrojecimiento, sensibilidad e inflamación alrededor de los bordes de la herida

        -El drenaje de la herida

        -Dolor o sensibilidad

        -Escalofríos

        -Temperatura elevada, por lo general por encima de 37,77 ° C si se toma con un termómetro oral

Si presenta cualquiera de estos síntomas, debe consultar a su médico o acuda al servicio de urgencias más cercano.

Recuperación en casa

Después de su salida del hospital, tendrá que seguir las órdenes de su médico exactamente para garantizar una recuperación exitosa.

Debe realizar los arreglos necesarios para el transporte a casa que le permita viajar en una posición recostado o tumbado. Puede hacer todo por si mismo, siempre y cuando mantenga una posición equilibrada de la columna vertebral. No debe permanecer en la cama durante el día. No dude en pedir ayuda a sus familiares o amigos. Si es necesario, se pueden hacer arreglos para un ayudante de salud en su hogar.

Cuidado de las heridas

La herida puede ser cerrada con puntos (suturas) o grapas, las cuales se van a eliminar aproximadamente 2 semanas después de la cirugía. Si la herida está limpia y seca, no se necesita ningún vendaje. Si el drenaje continúa después de que esté en casa, cubra la herida con una venda.

Dieta

Alguna pérdida de apetito es común. Comer comidas bien balanceadas y beber abundante líquido es importante. Su médico le puede recomendar un suplemento de hierro o vitaminas antes y después de su cirugía.

Actividades

Muchas personas experimentan una pérdida de energía después de una cirugía mayor, pero esto mejora con el tiempo. El médico puede prescribir un programa de ejercicio diseñado para aumentar gradualmente su fuerza y resistencia.

Al principio, su médico le recomendará que sólo ande. Más tarde, su médico le animará a nadar, usar una bicicleta estática o una cinta andadora para mejorar su condición física general.

Después de su recuperación

Después de que se haya recuperado de la cirugía de espalda, es posible continuar teniendo algún dolor que puede ser persistente. Puede reducir el dolor por estar en buena condición física. Si usted tiene sobrepeso, debería inscribirse en un programa para ayudar a perder peso y no recuperarlo.

Su médico le examinará después de la cirugía para asegurarse de que su recuperación está progresando como se esperaba.

Ejercicios